Quienes somos

logo_finca_white

Finca San Antonio es una finca que data desde 1873, como un patrimonio familiar que ha venido de generación en generación por más de dos siglo en los cuales  hemos querido dar a conocer a nuestros visitantes tanto nacionales como extranjeros nuestra historia cultural de la zona y a la vez brindarle una experiencia única en la cual encontraras una variedad de actividades de recreación, senderismo, museo, talleres de artesanía, teñidos naturales, tienda de artesanias donde encontraràs un bello recuerdo. la delicia de nuestro cafè y lo mejor de todo la tenciòn y el cariño de nuestra gente.

En Finca San Antonio ofrecemos tours de senderismo  para grupos de 10 personas en adelante, en el cual pueden apreciar de primera mano la historia y  conocer más de la cultura maya de la zona en cual también encontrarán  6 montículos arqueológicos incluido el montículo E3-1  EL cual es el montículo más grande de El Salvador  en el cual se  puede escalar y apreciar el Volcán el Chingo  y el Cerro la Olla, contamos con viveros y jardines frutales en cual podrá apreciar de la belleza de la naturaleza y la fauna del lugar, como infraestructuras coloniales con más de 600 años de existencia llenos de mucha historia en cual también ofrecemos tours de fotografía para los amantes de la belleza natural.

Ofrecemos también nuestro Kiosko de artesanías “CAROLA” en el cual encontrar una variedad de artículos hechos a mano con una variedad de colores y artes de la zona hechos con mucho cariño por nuestra

 

Vídeos:

Reportaje:

En Chalchuapa encuentran piezas arqueológicas.

Dos esculturas talladas en piedra y dos fragmentos de estelas fueron encontradas en la finca San Antonio que datan de mas de 2500 años de antiguedad en este municipio.

SANTA ANA. Una investigación arqueológica realizada en la Finca San Antonio, en Chalchuapa, permitió la extracción de dos esculturas que podrían tratarse de “Cabezas de jaguar” talladas en piedra y dos fragmentos de estelas. Los trabajos iniciaron en marzo de 2012, a través de la Secretaría de Cultura, en coordinación con la Universidad de Nagoya, de Japón. Las exploraciones iniciaron con un monitoreo subterránea-neo que dejó como resultado la ubicación de monumentos enterrados en ese lugar.

Ayer la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural realizó la conferencia denominada “¿Jaguar o murciélago?”, la cuales tuvo dirigida a residentes del municipio y personas enfocadas en el quehacer turístico y cultural. El Arqueologo Shione Shibata, explicó que las piezas descubiertas datan de hace más de dos mil años y que con esto se están aclarando poco a poco los aspectos relacionados con culturas como la olmeca, maya y nahuatl, entre otras. Por su parte, estos hallazgos contribuirán a conocer nuestros orígenes prehispánicos. “Tenemos el montículo E3-1, que es el más grande de El Salvador en nuestro jardín. Para nosotros significa muchísimo y la queremos compartir con todo el mundo”. Este  patrimonio data desde el año 1873 y ya se contabilizan 5 cinco generaciones que lo han administrado. Ahora los propietarios aseguran que están trabajando de la mano con la Secretaría de Cultura para que cada pieza descubierta tenga el tratamiento adecuado.

Fuente: EL DIARIO DE HOY

Museo