Excavaciones

EXCAVACIONES

SITIO ARQUEOLÓGICO EL TRAPICHE

El trapiche es uno de los principales sitios arqueológicos de El Salvador. En reconocimiento de su importancia, en 1977 fue declarado como Monumento Nacional. Ostenta la mayor pirámide conocida en el país, con una altura de aproximadamente 24 metros. Las únicas investigaciones realizadas en el sitio han sido las de William Coe (1954), Robert Share ( 1967 y 1969 ) y Manuel lópez ( 1977-1978 ).

piramide-maya
Maya Pacal

LOS PRIMEROS POBLADORES

Las evidencias más antiguas de actividad humana en el Trapiche datan a mucho antes de que se construyeran pirámides en esta zona. Hace unos 4,000 años, los primeros agricultores que ingresaban a la región empezaban a cultivar maíz ( su polen ha sido encontrado en una laguneta justamente al norte de El Trapiche). Dejaron algunas herramientas de obsidiana y restos de fogones en una capa de suelo que casualmente fue descubrimiento debajo de la pirámide principal.

EL TRAPICHE: CAPITAL DE UN TEMPRANO SEÑORÍO MAYA

El trapiche llegó a auge entre aproximadamente 200 A.C. y 200 D.C. En este tiempo, se construyeron varias pirámides (incluyendo E3-1, la más grande), alrededor de las cuales se extendía una considerable cantidad de casas comunes (véase el plano,abajo).

La zona con pirámides probablemente tenía algunas residencias de élite, incluyendo las que donde vivían los gobernantes de esta temprana capital maya. Se presume que algunas de las pirámides son monumentos funerarios y contienen tumbas de gobernantes y sus allegados. En sus investigaciones, Share intentó comprobar esta posibilidad con un túnel en la pirámide principal, pero tuvo que suspenderlo debido a falta de fondos y tiempo.

Las excavaciones de Share localizaron algunas esculturas de piedra, que nombró como “monumentos” . Sin duda la más importante es una estela maya fragmentaria “Monumento 1” , que fue localizada frente a la escalinata de la pirámide principal. Además de ser la única estela maya conocida en El Salvador, es una de las más antiguas conocidas de todo el mundo maya. Es una enorme lástima que casi toda su escritura fue borrado en tiempo prehispánicos; el texto perdido habría contenido la fecha exacta de la estela, el nombre de esta lugar que utilizaban los mayas hace 2,000 años. Las estelas son obras comisionadas por gobernantes mayas, por lo tanto este ejemplar es una pieza de evidencia de que El Trapiche constituye una precoz capital maya, residencia de una temprana dinastía que gobernaba un señorío de extensión desconocida.

Los antiguos señoríos mayas conducían guerra contra sus contrincantes para expandir o defender sus reinos. En las batallas, se esforzaban en tomar cautivos para ser sacrificados en la capital, probablemente en celebraciones públicas. Es así que otra pieza de evidencia indicando que El Trapiche fue capital de un señorío maya consiste en un asombroso hallazgo realizado por López en la pequeña pirámide designada como E3-7. La pirámide fue completamente excavada previa a la ampliación de un beneficio de café, y en su interior fueron encontrados 33 esqueletos, aparentemente víctimas de sacrificios. Varios mostraban mutilaciones, mostraban cabezas, manos, y/o pies. Fueron enterrados en decúbito ventral ( “boca abajo”) que no es una posición usual. Tampoco fueron acompañados de ajuares funerarios. Es probablemente que para los antiguos habitantes de El Trapiche, la pequeña pirámide E-37 era un monumento a una guerra exitosa. Solo se conserva un esqueleto  de este hallazgo, un diente (encontrado en al superficie) con una incrustación de pirita de hierro. El final de El Trapiche como capital maya es una capitulo  aun desconocido. El sitio aparentemente ya llevaba muchos años de abandonado cuando fue parcialmente cubierto por la ceniza volcánica procedente de la erupción de Ilopango, en aproximadamente 500 d.C
El Arqueólogo Stanley Boggs sugirió que Tazumal reemplazar las funciones de El Trapiche y continuó como centro gobernante hasta siglos después.

LOS JAGUARES DE CHALCHUAPA Y LA CIVILIZACIÓN MAYA

ESCRITO POR FEDERICO PAREDES UMAÑA ARQUEOLOGO

Los recientes hallazgos arqueológicos en Chalchuapa que reportan hallazgos de escritura jeroglífica pre-maya asociados a monumentos de la tradición Cabeza de Jaguar, aportan nuevos e interesante datos al escaso conocimiento que tenemos sobre las sociedades prehispánicas que habitaron el occidente de El Salvador hace unos 23 siglos.

La tradición escultórica  “Cabezas de jaguar “ consiste en monumentos de piedra que conforman una región política y administrativa que surgió en el período Formativo (200a.C.-250 d.C.) y se distribuyen en los actuales departamentos de Ahuachapán, Sonsonate y Santa Ana.

jaguar-maya

Las investigaciones del Dr. Federico Paredes Umaña, aportan a comprender el inicio de las ciudads-estado en el sureste de mesoamérica, ponen en perspectiva los hallazgos de la zona y Chalchuapa y contribuyen a conocer de mejor manera los aportes civilizatorios de una región poco conocida y poco estudiada. Sobre los monumentos esculpidos del período preclásico, este autor registra mas de 50 esculturas que pueden consultarse en la siguiente url: http://www.iia.unam.mx/publicaciones/electronico/cabeza_Jaguar/web/index.php

CONTRIBUCIONES AL SURGIMIENTO DE LA CIVILIZACIÓN MAYA

Sabemos que los antiguos pobladores de estas regiones crearon y usaron estos monumentos de piedra algunos cientos de años antes de la terrible erupción volcánica de Ilopango que se produjo entre los siglos IV y VI. así lo demuestran los trabajos arqueológicos de Robert Sharer, realizados en Chalchuapa en los años 60’s. Mis propios trabajos al frente del Proyecto Arqueológico Ataco (2009-2011) demuestran que los primeros ejemplos de esta tradición están asociados al surgimiento de la civilización Maya en el  sureste de Meso-américa, y poco tiene que ver con el llamado horizonte Olmeca, por ser este mucho más antiguo (1200-400 AC). Mis investigaciones me permiten señalar que las cabezas de jaguar más antiguas reportadas a la fecha fueron talladas en el periodo Pre-clásico Tardío, es decir entre 300 AC y el 250 DC. Sin embargo, la tradición bien puede ser mucho más longeva. De hecho los datos de mis investigaciones en Atacó señalan que hacia el año 1000 DC, tres de estos monumentos, originalmente tallados durante el periodo Pre-clásico fueron objeto de culto y veneración. A pesar de este dato bien documentado, la relación de las cabezas de jaguar con la arqueología de los grupos Nahuas en El Salvador es todavía difícil de establecer. Por lo antes expuestos, lo más adecuado es señalar que las cabezas de jaguar son una innovación local del sureste de Meso-américa (actuales territorios del occidente de El Salvador) durante la gestación de la civilización Maya.

¿ QUE NOS DICEN LOS MONUMENTO DE PIEDRA PREHISPÁNICOS?

Los monumentos en piedra nos hablan de la historia y los procesos sociales que ocurrieron en los territorios del actual occidente salvadoreño mucho siglos antes de que existiera la república. Nos  hablan de sociedades que alcanzaron desarrollos sofisticados y comparables con otras regiones del planeta tierra en donde la vida social tomó formas organizadas. La arqueología del occidente de El Salvador nos permite conocerlos restos materiales de grupo humanos con clases sociales muy bien diferenciadas hacia el año 200 AC. En esta época, el poder de los gobernantes era retratado en piedra y a estos retratos  se sumaban notaciones calendáricas, escritura jeroglífica y retratos de los mismos gobernantes ya sea de pie en un rito público o sentados sobre tronos. Así lo demuestran las estelas talladas con retratos de gobernantes en diferentes sitios arqueológicos de Mesoamérica. Dos monumentos de estas características han sido localizados al este del Río Paz, uno en Chalchuapa y otro en ataco. En el caso de las cabezas de jaguar,sostengo que dichos monumentos son testimonio de las prácticas mágico religiosas de las sociedades que las crearon y que estas fueron usadas para apuntar el poder de los gobernantes. Esta conclusión se deriva de que las cabeza de jaguar se usaron en asociación a las talladas con los retratos de gobernantes. Las estelas talladas representan el retrato de gobernante, un cargo de carácter hereditario que se confiere a los lidere políticos de diversos núcleos poblacionales en el sureste mesoamericano en los albores de la civilizacion maya.

estatua-maya

Los monumentos de la  tradición cabeza de jaguar se usaron en grupos de tres.Así lo demuestran los hallazgos en Ataco, Ahuachapán y en Tapalchucut, Izalco. El museo Nacional de Antropología en San Salvador resguardará 15 de estos monumentos, el resto se encuentra en propiedades municipales y en colecciones particulares. Las condiciones de conservación de estas piezas varían dependiendo de muchos factores,pero ese tema a merita un artículo por separado.

Para referirme a lo relevante que es la arqueología del occidente salvadoreño en el estudio de las antiguas dinámicas regionales del sureste mesoamericano del periodo pre-clásico, he acuñado el término “ zona nuclear de las cabezas de jaguar”. Con este calificativo me refiero a una región de unos 3200 Km2 localizada al este del río paz que incluye zonas costeras, montañas, volcanes y fértiles valles, y que se caracteriza por concentrar los hallazgos de monumentos de la tradición cabeza de jaguar en asociación con otros monumentos tallados en piedra, que son :

Fragmento de estela Maya

Museo Abraham Perdomo

Estelas lisas

Estelas lisas

Cabeza de jaguar estilizada

Cabeza de jaguar
Balam_1.svg
serpiente-maya